Cardo mariano (Silybum marianum)

Cardo mariano

El hígado es el encargado de metabolizar todo lo que ingerimos, por ello en muchas ocasiones se ve afectado por los efectos tóxicos del alcohol e incluso de determinados medicamentos. Para ayudarnos a protegerlo y a regenerar sus células podemos contar con la inestimable ayuda del cardo mariano.

Un poco de historia…

El cardo mariano es natural de Europa y tiene una larga historia de uso como alimento y medicina. Aparece mencionado en numerosos trabajos escritos por prestigiosos médicos de la antigüedad como Dioscórides o Plinio el viejo.

Las semillas y hojas de cardo mariano han sido utilizadas con diferentes fines medicinales, como por ejemplo, el tratamiento de la ictericia y de la escasez de leche materna.

Pero no sólo es apreciada por sus virtudes medicinales; en muchos países europeos se cultivaban en los jardines para utilizar sus hojas como lechuga (después de cortar sus espinas), los tallos como espárragos y las semillas tostadas como café.

La historia y la eficacia clínica del cardo mariano impresionaron tanto a investigadores alemanes de los años 60, que comenzaron a examinar sus componentes activos, dando como resultado, la aprobación por parte de la Comisión E de Alemania, de un extracto estandarizado oral de cardo mariano que contenía un 70% de silimarina, como tratamiento de las enfermedades hepáticas.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *